Ciencia para entender la realidad

Ciencia para entender la realidad

“El objeto de estudio de la Ciencia es el universo, lo que existe y es tangible, eso deja fuera un montón de cosas que pueden ser valiosas o no, depende de la gente, pero que no son Ciencia” afirma con toda seguridad este investigador nivel 1 del Sistema Argentino.

Pablo Hernández Mares,

“Siempre me gustó la Química, pero mi afición primaria era la Arqueología, por eso estoy tan feliz en México” confiesa el científico Pablo Schulz. oriundo de la localidad de Bahía Blanca, Argentina.

“Quizá mis mejores amigos en el mundo son profesores en Guadalajara” cuenta este Químico con alma de Arqueólogo, que su primera visita a esta ciudad fue en Noviembre de1988, cuando estuvo como profesor invitado durante un año y medio en Universidad de Guadalajara.

Y su más reciente participación en este institución fue en la Cátedra Neal R. Amundson, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías CUCEI de esta institución, donde ofreció la conferencia Cuarenta y cinco años de investigación en ciencia de superficies y coloides.

El Dr. Pablo Schulz, Licenciado en Química, Licenciado en Bioquímica y Doctor en Química, ha dedicado gran parte de su investigación a los tensoactivos “un caso particular de moléculas de tipo orgánico” en sus propias palabras. Hay moléculas que tienen una parte afín al agua y otra parte que no, como el jabón que tiene un componente donde se disuelve la grasa.

“Si uno se fija en la etiqueta de un envase de detergentes va encontrar que dice: sustancias tensoactivas iónicas, no iónicas, sintéticos, aditivos, abrillantadores, perfumes, colorantes”, continúa explicando este científico argentino.

El Dr. Schulz, investigador de la Universidad Nacional del Sur en Argentina, reconoce que el uso de estas moléculas es muy variado y va desde la minería, los agroquímicos, la medicina, los alimentos, la cosmética “la industria de las sustancias tensoactivas es una de las más grandes del mundo”.

“Nosotros mismos somos un conjuntos de moléculas de este tipo, porque las membranas celulares son justamente formadas estas sustancias” explica el Dr. Schulz mientras dibuja sobre una hoja de papel la estructura de una membrana celular.

El mundo microscópico, donde reinan las estructuras a escalas nanométricas, ha sido su lugar de trabajo por más de 40 años, “antes era ciencia ficción pero ahora ya se está hablando de nano-máquinas” reconoce.

Además el Dr. Schulz ha realizado una intensa actividad académica dirigiendo tesis doctorales, “desde hace unos diez años me estoy dedicando a la Metodología de la Ciencia”, lo que asegura le ha otorgado una visión más clara de su trabajo.

“El objeto de estudio de la Ciencia es el universo, lo que existe y es tangible, eso deja fuera un montón de cosas que pueden ser valiosas o no, depende de la gente, pero que no son Ciencia” afirma con toda seguridad este investigador nivel 1 del Sistema Argentino.

“Las afirmaciones científicas son independientes de la formación cultural, de la raza, de la religión, del background de la persona”, concluyó

Pablo Schulz
pschulz@criba.edu.ar