La composición musical a través de la física.

La composición musical a través de la física.

¿En qué se parecen Mozart, Beethoven o Tchaikovsky? ¿Hay algo que relacione a esos compositores de siglos pasados a los actuales? ¿Se puede comparar una obra para violonchelo de J.S. Bach con una de Julián Carillo?

Pablo Hernández Mares,

La Doctora Silvia Piña Romero, investigadora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara está empeñada en darle respuesta a estas preguntas usando las matemáticas.

doctora silvia piña romero

Mientras estudiaba las fases de las ondas en electroencefalogramas tuvo la curiosidad de realizar este mismo análisis con datos provenientes de ondas sonoras, en este caso musicales.

Al darse cuenta que muchos estudios referentes al análisis musical están basados en la frecuencia o la amplitud de la onda surgió la idea de hacer un análisis diferente, en esta ocasión a través de la fase de las ondas.

“La fase es una cantidad que está ligada a la descripción de una onda. La amplitud está relacionada con el movimiento, la frecuencia con qué tan rápido y la fase es cómo se recorren los ciclos. Cualquier oscilación por chiquita o grandota que sea tiene ciclos, entonces cómo recorremos estos ciclos, eso es la fase”, explica la Doctora Piña.

Por medio de la “Transformada de Hilbert” se convierte una señal analógica en una señal compleja de donde se obtienen los ángulos de las ondas, y es así como se puede hacer este estudio.

La Doctora Piña Romero espera tener algunas conclusiones de su estudio con rumbo al congreso Internacional de Música y Matemáticas que se realizará en noviembre de 2014 en Puerto Vallarta, Jalisco, México.

¿Se necesita un número o un índice matemático que identifique a cada autor? ¿Puede esta característica matemática decirnos más que la obra misma del autor? Quizá no, pero sin duda eso es lo fascinante de la búsqueda científica.

Para saber +

Uno de los primeros acercamientos de esta investigación músico-matemática fue la sincronización. El fenómeno de la sincronización está presente en distintos eventos naturales y artificiales como el parpadeo de las luciérnagas, en los aplausos de una audiencia o los péndulos de relojes colocados en una misma pared- teorizado por primera vez en 1665 el físico y astrónomo Christiaan Huygen.